Hernioplastia inguinal

Hernioplastia Inguinal
o Reparación de Hernia en  la ingle

La Hernioplastia Inguinal, también conocida como reparación de hernia en la ingle, representa una de las cirugías más comúnmente realizadas, se llevan a cabo aproximadamente 20 millones cada año a nivel mundial.

Esta cirugía puede realizarse de forma urgente o programada, lo que significa que es  un padecimiento que puede poner en riesgo la vida y llegar a requerir  cirugía de urgencia.

Tipos de Hernioplastia Inguinal

Actualmente existen 2 maneras de reparar las hernias:

1.- Laparoscópica
2.- Abierta

La manera tradicional y más conocida es la técnica abierta, con procedimientos que requieren colocación de malla o sin tensión y SIN malla o con tensión.

De cualquier manera,  la cirugía laparoscópica ha cobrado fuerza en la última década,  actualmente se realizan abordajes menos invasivos para la reparación de las hernias inguinales con mayor frecuencia.

Sin embargo, aún se considera de primera elección la cirugía abierta para hernias complicadas, es decir,  cuando el contenido de la hernia NO puede volver al interior del abdomen.

Esta condición refiere a cuando la hernia se encuentra incarcerada, o cuando el contenido está sufriendo de falta de circulación y hay dolor acompañado de cambios en la coloración de la piel, es decir; esto es indicativo de que es una hernia estrangulada, por lo cual la cirugía habitual de elección no es la laparoscópica.

Dentro de las complicaciones tras la reparación, el dolor postoperatorio es una de las más importantes, debido a que en la región inguinal se encuentran varios nervios que pueden quedar sensibilizados tras la cirugía y tiempo después.

Finalmente, el tipo de cirugía dependerá de la técnica con la que esté más habituado el cirujano gastrointestinal, y de si se trata de una urgencia o no.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *