¿Qué es la colelitiasis?

Colelitiasis

La colelitisis se refiere a la presencia de piedras o litos  en la vesícula, la cuál es un órgano pequeño, con forma de pera que se encuentra debajo del hígado, generalmente la  presencia de piedras suele ser asintomática, es decir, que no ocasiona síntomas, a lo largo de la vida, por lo tanto, su hallazgo suele ser  incidental. Aunque el tamaño de las piedras puede ser de algunos milímetros hasta varias centímetros e incluso ocupar todo el espacio interior de la vesícula, la enfermedad se presenta cuando aparecen  síntomas. Sin embargo, aquellos pacientes asintomáticos, están en riesgo de desarrollar complicaciones como colelitiasis aguda, colangitis o pancreatitis biliar.

Es frecuente su aparición en la población hispana, además, algunos de  los factores de riesgo para que aparezcan piedras en la vesícula son:

  • Ser mujer
  • Tener entre 40 y 69 años
  • Estar embarazada
  • Ser obes@
  • Ser diabétic@
  • Tener la enfermedad de Crohn
  • Tener cirrosis hepática
  • Uso de terapia de reemplazo estrogénico o anticonceptivos orales
  • Pérdida de peso rápida
  • Actividad física reducida

Del 15 al 25% de las personas con  piedras, presentarán síntomas en los siguientes 10 años tras su aparición. ¿Cuáles son esos síntomas? Dolor en el abdomen, por debajo de las costillas del lado derecho, que puede variar de intensidad, siendo desde una ligera molestia constante hasta llegar a ser insoportable, en ocasiones se ubica en la boca del estómago o se irradia hacia la espalda o al hombro. Puede asociarse con sudoración fría, náuseas y vómito. No aumenta con el movimiento, y tampoco cede tras evacuar o sacar gases intestinales. El dolor dura al menos  30 minutos y pueden pasar hasta 6 horas para que desaparezca.

Por definición, los litos suelen identificarse como un hallazgo en un ultrasonido de abdomen solicitado por otra razón. El tratamiento es a través de cirugía en aquellos pacientes con síntomas, con factores de riesgo para cáncer de vesícula, con desórdenes hematológicos o a quienes se les realizará una cirugía para reducción de peso.

¿Cómo sé si debo operarme? El paciente deberá acudir a una valoración, donde se le solicitarán estudios de sangre y un ultrasonido de abdomen, junto con una exploración física y el interrogatorio pertinente para conocer su caso en particular, debiendo considerar los factores de riesgo para desarrollar piedras.También puede solicitar una valoración en caso de tener alguna de las enfermedades descritas previamente y desear saber si tiene o no litos en la vesícula y cómo prevenirlos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *