Síntomas del reflujo gastroesofágico

El cuerpo humano, tiene un órgano encargado de permitir el paso de los alimentos masticados (bolo alimenticio) hacia el estómago, y se llama esófago, el cual tiene forma tubular y en su unión con el estómago (unión gastroesofágica) cuenta con un mecanismo de válvula o esfínter  que permite el paso de los alimentos pero impide su retorno hacia el esófago, cuando esto último sucede se le conoce como reflujo gastroesofágico y forma parte de un proceso normal en la digestión, sin embargo se convierte en una enfermedad cuando causa daño al esófago o cursa con síntomas que disminuyen la calidad de vida de los pacientes

Debemos entender por lo tanto que para llegar al diagnóstico, es necesario conocer como se encuentra el esófago en su interior, para descartar o estadificar el daño en su mucosa, así como saber identificar cuáles son los síntomas asociados a la presencia de reflujo gastroesofágico. Por lo tanto, la Enfermedad por Reflujo Gastroesofágico (ERGE) se va a clasificar dependiendo de los hallazgos positivos o negativos en la endoscopia, en dos tipos:

Reflujo esofágico no erosivo, en donde no se aprecian datos de lesión en la mucosa esofágica, y solo contamos con los datos clínicos que el paciente refiere, como evidencia de la enfermedad.

Esofagitis erosiva,  en la cual aparecen lesiones en la mucosa esofágica y puede o no acompañarse de síntomas asociados.

¿Cuáles son los síntomas?

  • Ardor o dolor en el estómago o en el pecho
  • Dolor en la garganta inexplicable
  • Regurgitación de los alimentos
  • Sabor ácido en la lengua
  • Dificultad para pasar los alimentos o los líquidos
  • Tos crónica
  • Voz ronca

Generalmente los pacientes suelen prescribirse  a sí mismos, medicamentos que no requieren receta médica con el fin de controlar los síntomas, como son los antiácidos, protectores de mucosa, bloqueadores histaminérgicos e inhibidores de la bomba de protones, siendo estos últimos los más eficaces y efectivos contra el reflujo gastroesofágico.  Sin embargo, algunos pacientes requieren ser valorados por un especialista. ¿ Requiero una valoración por mi reflujo? Sí, cuando los síntomas han estado presentes por mucho tiempo (meses o años),  o son severos, es decir, que no existe un control apropiado de los mismos. También es apropiado visitar a un médico, si hay pérdida de peso sin causa aparente, dificultad para pasar alimentos o líquidos, tos crónica, dolor en el pecho al comer, presentar evacuaciones de color negro, o vomitar sangre o alimentos con huellas de sangre.
El manejo puede ser tanto conservador (o no quirúrgico)  como a través de cirugía, los criterios para la mejor toma de decisión, se basarán en las características de cada paciente, los resultados de sus estudios y la clínica que acompaña a la enfermedad. Si usted cree tener enfermedad por reflujo gastroesofágico, debe considerar la posibilidad de  ser valorado por un especialista en cirugía gastrointestinal, dependiendo de la severidad de sus síntomas, su fracaso al tratamiento y el tiempo de evolución desde la aparición de los síntomas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *