Recuperación temprana en la cirugía colorrectal (ERAS)

La cirugía colorrectal de manera habitual, ha estado asociada a una estancia hospitalaria prolongada, de 5 a 10 días dependiendo del abordaje (abierto o laparoscópico), altos costos, mayores riesgos de infección y complicaciones postoperatorias como náusea y vómito en el 80% de los pacientes, con un porcentaje de readmisión hospitalaria  cercano al 40%.

Se considera que aquellos pacientes que se encuentren en condiciones de ser dados de alta son los que:

  1. Toleran la vía oral
  2. Pueden evacuar sin algún problema o ya logran expulsar gases
  3. Presentan un control adecuado del dolor mediante el uso de analgésicos por vía oral
  4. Tiene movilidad
  5. Pueden cuidar de sí mismos
  6. No presentan complicaciones o problemas médicos sin tratar
  7. Cuentan con una persona que les ayude al regresar a casa
  8. Tiene voluntad personal para volver a su hogar, independientemente de su estado o del cumplimiento de los otros puntos.

Un protocolo de recuperación temprana, también conocido como fast-track,  se refiere a una serie de prácticas y procedimientos perioperatorios estandarizados, el cual se lleva a cabo en todos los pacientes que se someten a una cirugía programada. Solo se excluye de este tema aquellos casos que requieren de una cirugía de urgencia. Los resultados en la  recuperación temprana se observan en:

  • La ausencia de náuseas
  • La ausencia de dolor en reposo
  • Retorno temprano de la función intestinal con evacuaciones presentes
  • Mejoría de la cicatrización
  • Alta a domicilio en un corto tiempo.

Evidentemente, dichas prácticas favorecen la reducción notoria en costos hospitalarios, así como mayores niveles de satisfacción en el paciente.

Por lo tanto, cuando un paciente se somete a cirugía de colon y recto de forma programada, las recomendaciones internacionales apuntan hacia el uso de un protocolo ERAS.

Si usted es candidato para cirugía colorrectal, pregunte a su médico acerca de dichas prácticas y procedimientos, ya que definitivamente pueden mejorar sus posibilidades de tener éxito en su cirugía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *