Resolviendo mis dudas antes de mi colonoscopía

En continuidad con el blog previo, donde platicábamos acerca de las razones para hacerse una colonoscopia, hoy hablaremos un poco sobre cómo preparar el colon previo al estudio con el fin de generar un ambiente de información y confianza que facilite al paciente la decisión de hacerse una colonoscopia.

Así que empecemos:

  1. El paciente debe prepararse 24 horas previas con la limpieza de su colon a través de la ingesta de un medicamento que lo limpiará por dentro, el cuál dependiendo de la marca del producto, se disolverá en agua o se beberá directamente del envase. Es importante mantener una dieta líquida durante todo ese día a base de gelatina de agua, té, jugo de manzana diluido y consomé de pollo desgrasado, por ejemplo; así como evitar  líquidos que no permitan el libre paso de la luz al tratar de observar a través de ellos, como la leche, el atole o los jugos con pulpa.
  2. La limpieza del colon significa en términos prácticos, que el paciente tendrá diarrea hasta que no queden residuos de material intestinal en su tracto digestivo.
  3. El día previo a su colonoscopía, el paciente deberá tomar sus medicamentos habituales, salvo indicación contraria por parte de su médico.
  4. El día de su estudio, generalmente se sugiere que se realice por la mañana para evitar mantener más tiempo en ayuno al paciente, se indica evitar tomar medicamentos salvo aquéllos para la presión arterial, algunos para diabetes, tiroides o corazón.
  5. El procedimiento dura un promedio de 30 minutos y consiste en la introducción del colonoscopio (que mide aproximadamente 1.8 metros de largo por 1 centímetro de grosor y que tiene una cámara con luz en su punta) a través del ano para observar todo el colon del paciente.
  6. Con la intención de hacer lo más cómodo el estudio, se sugiere siempre ofrecerle sedación al paciente bajo los cuidados y vigilancia del anestesiólogo. Lo que significa que estará dormido y no tendrá molestias durante todo el procedimiento, y que podrá despertar de forma natural y espontánea al término del estudio tras revertir los efectos del sedante. NO requiere intubarse ni conectarse a una máquina al paciente. Solo se le relaja lo suficiente para que tenga un sueño placentero y despierta como si estuviera un poco “pasado de copas”, generalmente el efecto dura solo unos minutos después de terminar el estudio.
  7. Al termino de su colonoscopía, el paciente pasa a un área de recuperación y se le vigila hasta que pueda levantarse solo y el efecto del sedante haya pasado, y se le da de alta a casa cuando se encuentre en condiciones de irse, siempre acompañado de un familiar responsable.
  8. Se sugiere que el paciente no maneje ni realice actividades que requieran cargar o mover cosas por lo menos las siguientes 12 horas.
  9. La dieta que deberá seguir ese día después de su estudio, vuelve a ser como el día previo, a base de líquidos, a menos que su médico indique otra cosa.
  10. Salvo en casos específicos, al segundo día el paciente puede volver a su vida normal, en espera de obtener sus resultados en caso de toma de biopsias durante la

Bueno, en términos generales, así se lleva a cabo este estudio. En el siguiente blog platicaremos sobre las complicaciones probables cuando se hace una colonoscopia. Espero haberles ayudado a entender un poco más sobre este procedimiento.

Mándenos sus comentarios , será un gusto leerlos y saber qué opinan o cuál ha sido su experiencia con este procedimiento en particular.

¡Hasta la próxima!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *