Me operaron, ¿Ahora qué podré comer?

Una nutrición correcta es la clave para la buena cicatrización de las heridas, ya que si el alimento no es adecuado o es insuficiente, es posible que las heridas no cicatricen como deberían.

Existen algunos alimentos que están más vinculados que otros en el proceso de cicatrización por los nutrientes que contienen y son los que un médico te recomendará para tu pronta recuperación post operatoria.

Te comparto algunos detalles generales que debes saber sobre tu dieta después de una cirugía. 

Dieta blanda

Lo primero que te dirán es que requieres de una “Dieta blanda”, pero ¿a qué se refiere este término?

La dieta blanda es un plan de alimentación de mayor o menor duración ideal para la recuperación de una cirugía de estómago o intestinos, además de que ayuda a tratar los síntomas de úlceras, acidez, ERGE, náuseas y vómitos. Su principal característica es que incluye alimentos fáciles de masticar y digerir, ausentes de condimentos, grasas, ácidos u otras sustancias utilizadas en su preparación que puedan causar irritación en el aparato digestivo o estimular la secreción de jugos gástricos.

Cuidados personales

Una dieta blanda incluye alimentos que son “suaves” (a eso se debe el término blando), no muy picantes y con poca fibra.

Si estás siguiendo una dieta blanda, debes evitar comer alimentos que sean demasiado picantes, fritos o crudos.

Evita tomar alcohol o bebidas que contengan cafeína.

Tu médico te dirá cuándo es propicio empezar a comer otros alimentos de nuevo, pero aún así es importante mantener una dieta saludable.

Inclusive, es recomendable ir con una nutrióloga o nutriólogo, según sea tu caso, para que te ayude a seguir una dieta saludable diseñada especialmente para ti.

Alimentos que puede comer

Ahora pasemos a los alimentos que incluyen una dieta blanda:

  • Leche y otros productos lácteos, solo bajos en grasa o sin grasa
  • Verduras cocidas, enlatadas o congeladas
  • Papas pero en pocas cantidades
  • Frutas enlatadas así como puré de manzana, banano y melón
  • Jugos de frutas y de verduras (algunas personas, especialmente aquellas con ERGE, es posible que quieran evitar los cítricos y los tomates)
  • Panes, galletas y pasta elaborados con harina blanca refinada pero en pocas cantidades
  • Cereales calientes y refinados, tales como la Cream of Wheat (cereales farina)
  • Carnes tiernas y magras, tales como las de aves de corral, el pescado blanco y los mariscos, preparados al vapor, horneados o asados a la parrilla sin grasa agregada
  • Mantequilla de maní cremosa
  • Budín y natillas
  • Galletas Graham y galletas waffle de vainilla
  • Paleta de hielo y gelatinas
  • Huevos
  • Tofu
  • Sopa, especialmente caldo
  • Té sin cafeína 

Alimentos a evitar

Estos son los alimentos que no deberás consumir bajo esta dieta:

  • Lácteos grasosos, como la crema batida o el helado rico en grasa
  • Quesos fuertes, como el azul o el Roquefort
  • Verduras crudas y ensaladas
  • Verduras que producen gases, tales como el brócoli, el repollo, la coliflor, el pepino, los pimientos verdes y el maíz
  • Frutas deshidratadas
  • Cereales de salvado o integrales
  • Galletas, pasta o panes integrales
  • Encurtidos, chucrut y otros alimentos fermentados
  • Especias y sazonadores fuertes, como el ají picante y el ajo
  • Alimentos que contengan mucho azúcar
  • Semillas y nueces
  • Pescados y carnes muy sazonados, ahumados o curados
  • Carnes duras, fibrosas
  • Alimentos fritos
  • Bebidas alcohólicas y bebidas con cafeína
  • También debes evitar medicamentos que contengan ácido acetilsalicílico (aspirin) o ibuprofeno (Advil, Motrin).

Otros consejos para la alimentación

Te comparto estos tips que son relevantes para esta dieta:

  • Ingiere comidas pequeñas y come con mayor frecuencia durante el día.
  • Mastica bien los alimentos y hazlo lentamente. Toma tu tiempo para ingerir tus alimentos
  • No fumar
  • NO comas durante las 2 horas previas a irte a acostar.
  • Toma líquidos lentamente.

Estas son algunas recomendaciones que te comparto pero recuerda que es importante acudir con un especialista en el tema, ya que él o ella será quien te brinde las especificaciones que más se adapten a ti de acuerdo a la cirugía que tuviste, peso, edad, complicaciones médicas, etc.

Si tienes alguna pregunta, no dudes en contactarme. Soy la Dra. Gabriela Nahim Barrón, Especialista en cirugía gastrointestinal.

 

Fuente: MedlinePlus

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *